Ciberturba contra Cospedal

Durante los últimos días se ha dado a conocer una noticia que podría servir como ejemplo didáctico para el libro “El poder de las redes“, de David de Ugarte, uno de los mejores tratados sobre cultura digital escrito hasta la fecha: un juez de primera instancia de Madrid acaba de citar a María Dolores de Cospedal, Secretaria General del Partido Popular, para declarar el próximo 17 de febrero en relación con sus acusaciones sobre las presuntas escuchas ilegales del gobierno. Se trata sin lugar a dudas de un episodio politizado, y en la mayor parte de los medios que lo reflejan hay que llegar hasta diez o doce líneas por debajo de los titulares para adquirir una visión realista del mismo, muy distinta a las connotaciones de delito, culpa y castigo que en un primer momento transmite la letra grande, sugiriendo la imagen de una líder de la oposición procesada por deslealtad institucional y su poco sentido de estado. Pero creanme si les digo que en este suceso aparentemente anecdótico la manipulación de la noticia -algo a lo que los medios tradicionales raramente son capaces de resistirse- es lo que menos importa. Salta a la vista que nos hallamos no ante una acción penal, sino una simple demanda civil, interpuesta por un grupo de particulares en el que -¡oh, casualidad!- todos resultan ser simpatizantes del Partido Socialista-. Y también que se trata de un mero acto de conciliación. En español: un trámite con menos trascendencia aun que una declaración de herederos o un pleito de piscinas. Si esperaban ver a Cospedal saliendo con grilletes del juzgado se van a llevar una decepción.

La demanda es el resultado de una iniciativa en Internet y sigue todos los pasos de la dinámica que en el esquema ugartiano gobierna la formación de las ciberturbas. Más o menos como las revoluciones de terciopelo en Serbia y Ucrania, el “pásalo” previo al 14-M o el macrobotellón de Sevilla en el año 2006, solo que a escala reducida y con el virtuosismo añadido de que no ha hecho falta concentrar físicamente a la multitud. Un militante socialista con perfil de Facebook, soliviantado por las declaraciones de Cospedal, que él consideraba un desafuero a las instituciones del Estado, convenció a otr@s cinco compañer@s para poner en marcha un grupo que terminaría atrayendo el apoyo de varios miles de personas. Todo sucedió de manera espontanea. Nadie lo organizó ni movió los hilos. De pronto los internautas comenzaron a agavillarse en Facebook, Twitter y los blogs. Como resultado de ello, y sin necesidad de pisar la calle, la demanda aterriza en la administración judicial, retumban los olifantes mediáticos y la Sra. Cospedal se ve obligada a modificar su agenda para acudir a un trámite que el próximo día 17 de febrero contribuirá a engrosar el ingente backlog de pleitos ratoneros que colapsan el sistema judicial de España.

Como se ha dicho, esto es lo de menos. Y también quién tenga razón, si la Secretaria General del PP o toda esa bola de majaderos socialdemócratas que la acosa desde su improvisada Internacional virtual. Yo creo a Cospedal cuando dice que el gobierno está llevando a cabo escuchas ilegales. Pero aquí hay lecciones que aprender. Esto, queridos, es la era digital, y fenómenos como el que acabamos de presenciar menudearán en el futuro. Vivimos en una sociedad distribuida, aunque constantemente nos empeñemos en utilizar sus medios técnicos para virtualizar estructuras y modos de pensar característicos del mundo descentralizado de los siglos XIX y XX. Que te pinchen el teléfono resulta ignominioso, pero más lo es perderse en la red distribuida, e imperdonable seguir sin saber de qué va todo este asunto de la revolución digital. La clase política tiene que espabilar: Cospedal, el resto del gremio, y de paso también la sociedad civil.

4 comentarios to “Ciberturba contra Cospedal”

  1. Para mí la cosa es más simple: el que los ciudadanos puedan agruparse por el medio que sea para tomar las iniciativas que quieran (siempre que sean legales unos y otros) sólo mejora la democracia y la libertad. No valoro si hay “fondo” en este caso concreto, pero estarás conmigo que desde la política se suele ser un poco “boca fácil” a la hora de hablar. En fin, como estamos en una democracia (afortunadamente), los jueces dirán.
    Por otra parte (aunque esta sea tu blog y, por tanto, tú decides qué escribes en él), en mi muy personal y modesta opinión ni esta ni otra entrada anterior corresponden con los contenidos esperables en el blog.
    Un saludo.

  2. Amig@ mí@: tendrás que contarme de algún blog en toda la web 2.0 donde los contenidos esperables se adecúen al 100% a la temática que el título sugiere.

    Me da la impresión de que estás molest@ porque piensas que hay en mi post un tono de crítica contra los activistas que han interpuesto la demanda contra Cospedal. Esa impresión es infundada. Naturalmente la gente es libre de asociarse y protestar contra lo que le dé la gana. Mi único propósito consistía en llamar la atención sobre la potencia de las TIC al servicio del activismo político y social.

  3. Efectivamente, ningún blog presenta 100% la temática que el título sugiere. Así que, concedido, mi comentario es un tanto “improcedente”. No estoy molesto con la entrada aunque sí me cansa que la política se extienda como un pulpo a los sitios más insospechados/inesperados. Y también puede que sea que hoy es lunes.🙂
    Saludos.

  4. Le prometo que mi próximo post tratará únicamente de cuestiones tecnológicas relativas a la seguridad de datos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: