Posicionamiento en buscadores

El hecho más relevante en toda la historia de Internet no es la invención de la WWW, ni el triunfo de la movilidad, ni el wifi ni las tarifas planas; ni siquiera lo es el desarrollo de las redes sociales. El hecho fundamental lo constituye sin lugar a dudas la aparición de los motores de búsqueda. En primer lugar por una razón que resulta obvia para todos, incluso para aquellos que jamás hayan navegado por la red. El crecimiento exponencial del número de páginas web y del volumen de información harían de Internet un lugar muy incómodo de no existir medios automatizados que nos permitan abrirnos paso a través de toda esa jungla de datos hasta lo que verdaderamente nos interesa. Las arañas de Google, Inktomi, Ask y All the Web, con sus extensas redes de ordenadores, sus sofisticados algoritmos de búsqueda y sus bases de datos, son los cartógrafos que trazan los mapas de lo que de otra forma sería una terra incógnita inaccesible al internauta.

Pero no es este el único motivo por el que valen tanto y cotizan en bolsa. Al convertirse Internet en un canal de noticias y operaciones comerciales, el buscador adquiere una posición estratégica. Su poder para hacer que una oferta múltiple coincida al milímetro con una demanda segmentada y caótica lo convierten en un elemento imprescindible de la economía mundial. Por no hablar del enorme ahorro de costes que supone para las empresas el cambio del paradigma publicitario. Antiguamente era necesario invertir grandes cantidades de recursos en una campaña que llegara a la mayor cantidad de público posible, para ir destilando a partir de ahí un número mucho menor de clientes potenciales. Ahora de lo que se trata es de poner a esos clientes las cosas fáciles para que lleguen por sí mismos a los productos o servicios. Por ello es tan necesario entenderse bien con los buscadores. En la economía moderna el director de marketing cede su puesto al experto en posicionamiento.

Conviene deshacer un equívoco: experto en posicionamiento no es aquel que domina un par de trucos tipo google bombing, manipula etiquetas de las páginas web, o roba dominios a la competencia. Esas prácticas, aparte de estar pasadas de moda y no servir para nada, resultan contraproducentes. A los buscadores no les gusta la manipulación, y si son capaces de expulsar de sus índices a empresas tan señeras como BMW Alemania por haber hecho trampas con el pagerank de Google, imagínate lo que harán contigo, que eres el último mono y trabajas para una inmobiliaria de Santander. Un posicionamiento en buscadores, como todo en la vida salvo los altos cargos políticos, se consigue a base de estudio y duro trabajo: organizando bien tu sitio web, depurando la programación, poniéndose en el lugar del cliente a la hora de elegir los términos de búsqueda que habrán de figurar en los tags y el texto de las páginas y, en fín, haciendo todo lo que sea posible para facilitar la tarea de las arañas cuando vengan de visita.

Lo que interesa no es un número elevado de visitas, sino la mayor cantidad de clientes potenciales, y dentro de esta, un número lo suficientemente grande de clientes dispuestos a dejarse fidelizar. En el comercio electrónico no hay que salir a buscar a los clientes: son ellos los que quieren llegar hasta tí. La misión de un buen experto en posicionamiento consiste en abrirles un camino. Esta es la razón de que Google se haya convertido en el Santo Grial de la economía, más que los blogs, las redes sociales, la nube y todas esas innovaciones tan espectaculares de la web 2.0.

3 Responses to “Posicionamiento en buscadores”

  1. Hola🙂
    En el último párrafo está lo que casi siempre se dice al comienzo de los talleres/seminarios/charlas/libros sobre ventas en la web y/o SEO: internet es un medio de nichos. Muchos profesionales en la materia podemos olvidar esto.
    No olvidemos que los medios masivos de comunicación (televisión, radios, periódicos, etc) seguirán siendo necesarios y no pueden ser reemplazado por los buscadores debido a que hay grandes multinacionales (u organizaciones o partidos políticos) que Si quieren llegar masivamente a un público: por ejemplo candidatos a presidentes en una elección nacional, Coca-Cola, productos alimenticios; y cualquier producto o servicio que sea consumido masivamente.

    Éxitos😉

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: