Paquetes asesinos

Las noticias de los últimos días referentes a paquetes bomba con destino a determinados personajes importantes de la política no ponen de relieve tanto un problema de seguridad internacional -es dudoso que los artefactos hubieran llegado hasta Berlusconi o Sarkozy- como un problema de seguridad económica. Desde el 11-S las compañías aereas han incrementado sus medidas de seguridad en una medida de la que solamente puede hacerse idea quien haya tenido que embarcar en un aeropuerto como el de Tel Aviv, con seis controles exhaustivos de papeles, equipajes, indumentaria e incluso registro corporal. Normas restrictivas, detectores de metales y productos químicos, fisonomistas experimentados, sistemas de visión artificial, perros. No existen estimaciones precisas sobre el porcentaje de personal que en los grandes aeropuertos se dedica a desempeñar funciones de seguridad, pero cuando se hagan nos sorprenderán a todos. El coste de esta política de seguridad -pagado por el cliente- también asciende a una parte substancial del billete.

Sin embargo lo más engorroso es haber pasado por alto el punto débil que representan los compartimentos de carga de los aviones, donde los registros no son tan exhaustivos como los personales, ni pueden serlo por razones de economía. En la era de la fabricación racionalizada y el “just in time” numerosas empresas de alta tecnología facturan sus productos y servicios poco menos que en tiempo de elaboración, sin stocks y de un día para otro. Si la pieza o el instrumento en cuestión no llegan, el cliente no tendrá su pedido. Las repercusiones en cadena que tales fallos puedan tener resultan incalculables en caso de un incidente capaz de provocar retrasos masivos en el transporte aéreo. Lo pudimos ver cuando la erupción del Eyjafjallajokull. Hasta la fecha los terroristas buscaban la popularidad, provocaban pánicos colectivos o intentaban minar la confianza del consumidor. Ahora se dedican a ensayar ataques contra la cadena de valor añadido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: