Libro sobre posicionamiento en buscadores

Si hay un libro sobre Optimización de Motores de Búsqueda (S.E.O.) que todo el mundo debería leer es este (Versión española en Anaya Multimedia). No tanto por lo que enseña, que no es poco pese a las escasas 250 páginas de la obra, como por la actualización de conocimientos en una materia compleja y mal comprendida y los avisos que intentan salvar al lector -suponemos que se trata de un emprendedor que ha iniciado un negocio en Internet o quiere desarrollar su propia página web- de caer en las trampas que constantemente le tienden los malos profesionales del oficio. Evan y Bradley Bailyn, hermanos y socios, llevan muchos años en el sector del marketing on-line y la optimización de páginas para buscadores. Conocen Google lo suficientemente bien como para elaborar una teoría estructurada que explique los entresijos de su funcionamiento, y han ido más allá de los conceptos tradicionales de optimización basados en PageRank. Si a estas horas aparece un gurú y le propone mejorar su posición en la lista de resultados de Google mediante los trucos habituales -compra de enlaces, inserción masiva de palabras clave en el texto de la página, etc.-, despídalo sin ceremonias.

Antes de gastar dinero en un asesoramiento inútil le recomendamos leer el libro de Evan y Bradley Bailyn. Sea consecuente y leal. Deje de emplear trucos sucios y pásese definitivamente a las filas del personal de sombrero blanco. Dedique algún tiempo a entender el concepto de TrustRank, y tenga en cuenta que durante los últimos años Google ha realizado un esfuerzo considerable para contrarrestar las argucias de los expertos de sombrero negro. Las técnicas tradicionales, que muchos intentarán aun venderle como una panacea, y que en el fondo no se diferencian mucho del spam y del google bombing, no solo resultan inútiles sino contraproducentes. A Google los tramposos no le caen bien y le gusta dejarlos en ridículo neutralizando sus malas artes.

De particular interés -y prácticamente merecedor de haber pagado por todo el libro- es el capítulo final, en el que los autores reflexionan sobre diferencias de concepto y tecnología entre los motores de búsqueda tradicionales (Google) y las plataformas de la Web 2.0 (Facebook), analizando las capacidades de segmentación y el potencial de marketing de unos y otras y aventurando diversas teorías sobre el futuro. La idea principal es que por más eficacia que Google despliegue a la hora de localizar información y ofrecer publicidad personalizada, un motor de búsqueda no alcanza a sondear las preferencias personales del usuario con la misma precisión que una red social, en la que cada uno de sus miembros colabora gustosamente mediante la activación del botón “me gusta” y otras modalidades de voto particular. La segmentación extrema hasta el plano del individuo, al que ahora se ofrece todo de manera enteramente personalizada, ha hecho que el mercado deje de existir, al menos en los términos que conocíamos tradicionalmente. Si Google no se adapta al reto -introduciendo nuevas funcionalidades, creando sus propias redes sociales o aliándose con Facebook-, habrá llegado su fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: