Cómo grabar un CD audio sin pausas entre las pistas

En ocasiones nos gustaría tener un CD de audio en el que no se oigan esas pequeñas pausas que hay entre pistas y que pueden resultar molestas al escuchar un concierto en directo, cuando los aplausos del público se ven interrumpidos por ese pequeño “plop” antes de la pista siguiente, u óperas, donde la transición entre unas escenas y otras debería ser gradual y no estamos dispuestos a admitir que un crescendo de la orquesta o el aria de la soprano se corten para continuar después de una fracción de segundo. Cuando la fuente es otro CD del que por ejemplo queremos hacer una copia de respaldo, entonces no hay problema: todos los programas populares de grabación y edición de medios tienen una opción de duplicado. Sin embargo, ¿qué hacer en caso de que tengamos las pistas en archivos WAV, MP3 o FLAC y las quisiéramos grabar a un CD? ¿Cómo eliminar esas molestas pausas y al mismo tiempo mantener las pistas en el CD, de modo que podamos saltar aleatoriamente a la que más nos convenga?

Este post tiene por objeto dilucidar las dudas de algunos melómanos a los que se ve buscar información sobre el tema en Internet y van a parar a foros en los que se les facilitan diversos consejos a cual más patético: por ejemplo, cambiar de grabadora o CD, fundir todas las pistas en una sola y grabarla al CD, etc. La solución es más sencilla de lo que parece. En alguna parte del software de grabación (Nero, K3B, Roxio CD Creator) debe existir una opción que permita seleccionar las pistas y cambiar sus propiedades. De entre ellas se debe elegir la que permite configurar el silencio posterior de pista, que generelmente viene puesta por defecto en 2 segundos. Redúzcala a cero. Con esto lo que se consigue es eliminar el vacío de sonido entre una pista y la siguiente.

Si hace esto y pasa a grabar el disco sin más probablemente seguirá teniendo los molestos saltos de pista. Para eliminarlos -y he aquí el truco esencial, la pieza que por lo general suele faltar en los foros de hackers del E-Mule- es muy importante que a la hora de grabar seleccione el modo DAO (“Disc at once”), que permite a la grabadora pasar los datos al medio de una sola vez aunque contenga varias pistas. Si utilizamos medios ópticos con frecuencia lo mejor es que nos vayamos familiarizando con la técnica y los diversos métodos de grabación. He aquí una página web que le será útil.

Prestando atención a los dos detalles que acabo de mencionar -eliminación del silencio posterior y DAO- el lector podrá oir al público aplaudiendo sin cortes al Boss, o ahorrarse la angustia de una interrupción al final de su aria favorita de Rolando Villazón. No hace falta decir que si lo que quiere es volcar a CD archivos que no sean de onda (WAV), como por ejemplo MP3, FLAC o APE, debe tener instalados los codecs correspondientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: